Uso de las Fundaciones en Panamá

Print Friendly

POLS le ofrece la posibilidad de proteger sus activos mediante la formación de una Fundación de Interés Privado, también conocida en Panamá como Fundación. Una Fundación en Panamá puede ser creada para varias finalidades, la cual nos permitimos señalarle a continuación.

Las Fundaciones de Interés Privado pueden ser establecidas para el beneficio de una persona, varias personas, una familia, o de un propósito social determinado. En general, las fundaciones en Panamá son utilizadas para la proteger activos, tales como mantener entidades de bienes personales, tales como acciones en sociedades, cuentas bancarias, cuentas de inversión, bienes raíces o cualquier otro activo.

En lugar de mantener un activo tal como acciones en una sociedad anónima a título personal o al portador (lo cual resulta muy riesgoso ante una pérdida), la persona podría establecer una Fundación de Interés Privado en Panamá para que sea la propietaria de dichas acciones. La ventaja de emplear a una Fundación para que asuma la propiedad de las acciones de su Sociedad, es traspasar la titularidad de las acciones que estaban a título personal (mediante un acuerdo de traspaso de acciones al portador), y transferir las acciones a una entidad extranjera, la cual no posee accionistas ni dueños, sino que previamente se han nombrado de manera privada a beneficiarios que pueden ser anónimos. De ésta manera, si preguntan sobre quién posee la propiedad de la sociedad, podrá demostrarse que las acciones de la misma fueron transferidas a una Fundación en Panamá.

Una Fundación en Panama, ofrece adicionalmente otras ventajas que no se refieren solo a la propiedad. Por ejemplo, una Fundación puede resultarle muy útil al momento de transferir o recibir fondos offshore; en algunos casos, las personas utilizan las Fundaciones como vehículos para tales fines. Por ejemplo, algunas personas donan sus fondos a una Fundación en Panamá y posteriormente, por medio de ellas proveen educación y becas especiales a sus hijos, nietos o cualquier otra persona que ellos elijan.

En Panamá, una Fundación de Interés Privado no podrá participar de actividades comerciales con fines de lucro como lo hace habitualmente una Sociedad, sin embargo, podrá realizar actividades mercantiles de forma no habitual, siempre que los beneficios de las mismas sean coherentes con los objetivos para lo cual ésta fue creada. Por ejemplo, una Fundación de Interés Privado puede participar pasivamente en Inversiones de bienes raíces, en la banca o en otras actividades de inversión tales como Depósitos a Plazo, Acciones, Bonos, Fondos de Inversión, Opciones, Mercados de Dinero, etc., siempre que las ganancias de tales actividades sean para los beneficiarios de la Fundación.

Las Fundaciones de Interés Privado no pueden ser utilizadas para participar de negocios tradicionales como lo son: la prestación de servicios o la venta de productos al público, abrir restaurantes, ofrecer servicios de consultoría, ni para transacciones de venta al mayor o al detal.

De acuerdo a las leyes Panameñas, los activos que posea una Fundación en Panamá, no podrán ser secuestrados ni embargados, lo que significa que, los Activos no podrán ser incautados, ni recaerán gravámenes sobre ellos a la hora de un conflicto de carácter legal. Es por ésta razón que muchos panameños con poder adquisitivo, mantienen sus activos en Fundaciones de Interés Privado donde gozan de la máxima protección. Pero debe tener en cuenta, sin embargo, que ésta protección aplica solo contra causas civiles, mas no contra causas penales. También, ésta protección aplicará solo cuando los activos se mantengan en jurisdicción Panameña.

Adicional a lo anteriormente explicado, las Fundaciones de Interés Privado en Panamá podrán ser formadas para propósitos testamentarios, para el traspaso de activos de las familias de una generación a la siguiente, evitando el cobro de los impuestos por sucesión o por herencias, así como el proceso legal, el tiempo, y el costo que un juicio de sucesión implica.

Los beneficiarios de la Fundación recibirán los activos tal cual como ellos fueron dejados, sin ningún tipo de deducciones, impuestos o gastos. Esta es otra de las razones por la cual algunos panameños adinerados prefieren mantener la posesión de sus activos en una Fundación, lo cual ha comenzado a llamar la atención de extranjeros para establecer una estructura similar.


Nombre Corporativo


  • Síguenos